Novedades

10-04-13

Una cirugía mejoraría la calidad de vida de los diabéticos.

Se trata de una intervención que baja el uso de medicación y, en algunos casos, elimina la insulina. Las cirugías metabólicas, una intervención similar al by pass gástrico, que tienen como principal objetivo bajar la glucosa y eliminar casi en su totalidad la medicación de pacientes diabéticos, ya logró los primeros resultados en el hospital Evita, de Berazategui, provincia de Buenos Aires. Si bien, aclaran que este tipo de cirugías no cura la diabetes, el jefe de servicio del hospital, doctor Martín Garaycoechea, explicó en una entrevista realizada por El Ancasti, que “nosotros no cambiamos la genética, la diabetes es una enfermedad genética, pero lo que sí logramos es modificar lo suficiente el metabolismo”. Garaycoechea comentó que “la cirugía metabólica se realiza sobre el tubo digestivo con el propósito de mejorar o curar la diabetes. El procedimiento consiste en extirpar un segmento de intestino, de menor longitud que en una operación pensada para bajar de peso. Pero, en definitiva, ambos procedimientos constituyen un by pass gástrico. Es una variación de la cirugía bariátrica, y con ello se logra la reducción de la diabetes, a lo que se suma que con esta cirugía el paciente entra a un peso normal y la mejoría de esta enfermedad se hace más firme". Los primeros resultados habrían demostraron que con la cirugía bariátrica algunos diabéticos mejoraban antes de bajar de peso y otros después de bajar el peso, la suma de todo esto hace que se haya cambiado la técnica y hoy el 85 por ciento de los diabéticos que mejoran, desde la operación en adelante no utilizan más medicación ni insulina, ni hipoglucémicos orales y hay otro 15 ó 20 que mejoran lo suficiente para bajar las dosis de la medicación que toman. “Básicamente tienen que ser pacientes obesos, pero no los que tienen indicación médica por las condiciones sanitarias, las indicaciones de hoy para las operaciones bariátricas son los que tienen más de 35 kilos por metro cuadrado de superficie de peso, esto se hace dividiendo el peso del paciente por la altura al cuadrado. Eso nos da un índice del grado de obesidad que tiene la gente. ¿Por qué la diferencia entre cirugía bariátrica y la metabólica?, la primera es aquella que se hace para lograr un descenso de peso y la otra es la que se hace para lograr la reducción de la diabetes y las probabilidades de esta enfermedad”, explicó Garaycoechea. El profesional comentó que “el 70 por ciento de los pacientes que teníamos con insulina, están sin insulina y el 20 por ciento restante sólo tiene un comprimido, es decir, que la carga de medicamentos baja muchísimo”. Las cirugías se hacen en un hospital público, ya que tienen la posibilidad de disponer de quirófanos y la colaboración de la empresa que vende el material de sutura y los insumos necesarios, “porque es muy caro y otra ventaja es que el grupo de profesionales, no cobra honorarios”, destacó.

10-03-13

Obesidad de la madre, predispone la del hijo.

El sobrepeso de una madre no sólo tiene consecuencias en su salud, también en la del recién nacido. Un hijo de madre con kilos de más está en mayor riesgo de desarrollar obesidad cuando sea adulto. Entre el 20 y 40 por ciento de las mujeres embarazadas presentan obesidad o sobrepeso, por ello investigadores estudiaron que tanto afecta esta condición a la madre y al hijo, a corto y largo plazo. De acuerdo a una investigación publicada en la revista Gynecological Endocrinology, los hijos de madres con sobrepeso tienen un 40% más de probabilidades de padecerlo de adultos. Basados en el análisis de otros artículos sobre el tema, los especialistas encontraron que los kilos de más durante los meses de gestación , tiene consecuencias en la madre y en los recién nacidos. “Esto se debe a que las condiciones en el útero materno tienen un efecto sobre la fisiología fetal conocido como programación fetal, es decir, que el ambiente donde se desarrolla el feto condiciona su desarrollo durante su vida postnatal y adulta”, explican los expertos. “Este concepto se denomina también memoria metabólica y provoca que la obesidad se convierta en un problema perpetuamente autogenerado”, añaden. Los hijos de madres con sobrepeso tienen un 40% más de probabilidades de padecer sobrepeso u obesidad en la edad adulta, pero si la madres tiene diabetes gestacional , el riesgo aumenta un 26% más. Esto “sugiere que algunos mecanismos que subyacen a la obesidad se establecen antes del parto”, afirman. Esto significa que hijos de madres con obesidad tienen más riesgo de desarrollar obesidad, diabetes tipo 2, osteoporosis, problemas neurológicos, autismo, esquizofrenia, enfermedad cardiovascular, envejecimiento prematuro e incluso cáncer. “La compresión de los patrones procedentes de las diferentes generaciones de la familia, tanto por parte del padre como de la madre, puede ser de importancia para abordar correctamente las estrategias preventivas y reducir la obesidad”, sostiene. Para remediar la situación, es primordial que los profesionales de la salud realicen un asesoramiento prenatal sobre el control del peso en las mujeres que desean concebir para prevenir y tratar la obesidad.

Páginas