Novedades

13-10-14

Dietas pintorescas, engañosas, mágicas y populares

A lo largo de los años se han popularizado o incluso se han publicado diversos tipos de dietas para conseguir una perdida de peso rápida y sin esfuerzo, que en muchos casos es fruto de una búsqueda de beneficios económicos, más que de la promoción de una nutrición sana y equilibrada. Estas dietas o combinaciones de alimentos, que prometen ser la solución inmediata para la perdida de peso, están frecuentemente basadas en principios científicos infundados, o en el mejor de los casos, en hipótesis insuficientemente probadas científicamente. El uso de las denominadas “dietas milagrosas” carece de validez científica en el tratamiento de la obesidad, ya que, en la mayoría de los casos, a la perdida de peso sigue una recuperación ponderal mayor que la perdida y, en el peor de los supuestos, carencias nutricionales y alteraciones metabólicas que pueden producir complicaciones graves e incluso la muerte. Según la Sociedad Española para el estudio de la Obesidad (SEEDO), estas dietas se caracterizan por ser muy restrictivas en calorías y nutrientes y no reeducan ni mejoran hábitos alimentarios, sino que, con frecuencia, los empeoran. La diferencia de seguir una dieta milagrosa o una dieta hipocalórica equilibrada es muy clara: con las dietas milagrosas existe la posibilidad de poner en riesgo la salud. Por lo tanto, es muy importante aprender a identificar este tipo de dietas y conocer el peligro de llevarlas a cabo. El tratamiento nutricional de la obesidad es un proceso a largo plazo, en el que no solo esta implicada la perdida de peso, sino también la adquisición de hábitos de vida saludables. Lic. María Virginia Soria MT 2308

11-10-14

11 de Octubre Día Latinoamericano contra la Obesidad

11 de Octubre Día Latinoamericano contra la Obesidad

29-09-14

Viene la primavera, comienzo a moverme

El frío comienza a dejarnos y aparece la época más propicia del año para comenzar a realizar actividad física. Nos ponemos en campaña para buscar un buen gimnasio, con horarios favorables, de la disciplina que más nos guste o esté de moda y al menor costo económico, pero muy poco nos preocupamos por saber si realmente estamos en condiciones óptimas de salud para iniciar dicha actividad. La llegada de la primavera también puede ser una excelente oportunidad para realizarnos un exhaustivo control médico pre participativo a fin de no sólo conocer el estado actual de salud sino también reconocer limitaciones absolutas o relativas para la práctica de una u otra actividad, como así también de chequear la evolución de enfermedades pre existentes. Así, el profesional interviniente no sólo podrá orientarlo con respecto a los riesgos inherentes a la actividad física elegida sino también guiarlo acerca de la utilización de la misma como una herramienta terapéutica más en el tratamiento de su enfermedad de base. De esto deriva la necesidad de derribar aquellos mitos acerca de que los individuos obesos, diabéticos, asmáticos, hipertensos, etc. no pueden realizar actividad física, ya que no sólo pueden sino que deben hacerla, como parte constitutiva de su tratamiento. Son muy pocos los casos en que nos hemos visto obligados a desaconsejar la práctica de actividad física, pero si muchos en los que tuvimos que postergar su inicio hasta completar estudios o tratar algún proceso en curso. El médico evaluará de esta manera no sólo el estado clínico actual sino además la aptitud física para la disciplina o actividad física elegida, ajustando su prescripción en forma Progresiva, Periódica, Personalizada y Placentera, intentando de esta manera lograr la adherencia al plan de una manera segura y saludable. En la Provincia de Córdoba contamos con una herramienta de invalorable valor que estandarizo esta evaluación y que es revisada periódicamente por la Sociedad de Medicina del Deporte de Córdoba (SODEMECO), pero que en la actualidad sólo está dirigida a deportistas federados en todo el ámbito de la provincia, el E. M. M. A. C. (Examen Médico deportivo para la Mediana y Alta Competencia). Es nuestra posición la necesidad de generalizarlo a todos aquellos que realizan una actividad física de cualquier índole a fin de que nadie se prive de realizar una práctica segura y supervisada. Dr. Fernando Ulloque Médico Cirujano MT 26710 Esp. Pediatría ME 10637 | Esp. Deportologia ME 14368 Médico. Pediatra. Especialista en Medicina del Deporte

23-09-14

Balón Intragástrico

Es un balón de silicona y expansible que se introduce en el estómago a través de la boca sin necesidad de cirugía y bajo sedación. Terminado el procedimiento endoscópico, al cabo de unas horas se le permite regresar a su casa. El balón deberá permanecer 6 meses en el estómago, tiempo tras el cual será retirado. Durante estos meses deberá asistir a consultas de seguimiento. La extracción del balón será de la misma manera en que fue colocado. Debe por tanto usarse junto con una dieta supervisada y un programa de modificación del comportamiento alimentario. El sistema del Balón Intragástrico tiene por finalidad ayudar a perder peso a las personas que estén por encima de su peso ideal. La perdida de peso conseguida puede ser de hasta el 20% del exceso de peso. Es decir que si el peso ideal del paciente es 70kg y pesa 120kg, su exceso de peso es de 50kg. El peso que perderá con el balón son aproximadamente 10kg. Además el sistema Balón Intragástrico puede ser particularmente útil para pacientes considerados demasiado obesos o con riesgos excesivos para intervenciones quirúrgicas agresivas. El uso de este sistema para perder peso antes de una operación puede reducir los riesgos asociados a la misma. Cabe aclarar que el balón intragastrico es una medida temporal y que el descenso de peso conseguido puede ser mantenido si se mantienen los hábitos alimenticios adquiridos. Dr. Agustín Talia Médico Cirujano MT 35036/5

21-09-14

21 de Septiembre Día de la Primavera

¡¡FELIZ DÍA DE LA PRIMAVERA!!

21-09-14

21 de Septiembre Día Internacional de la Paz

"Para conseguir la paz, se necesita valor, mucho más que para hacer la guerra"

Páginas