Novedades

15-07-14

Seguimiento dietético y nutricional post cirugía

En esta oportunidad informamos sobre las deficiencias nutricionales de vitaminas y oligoelementos. Entre las complicaciones se encuentran = la malabsorcion de vitaminas Deficiencia en hierro, calcio y vitamina B 12 Las técnicas malabsortivas como el bypass gástrico o las derivaciones biliopancreaticas comportaran, en comparación a las técnicas restrictivas, un mayor efecto sobre el estado nutricional del paciente, ya que se excluye gran parte de estomago, la totalidad del duodeno y la parte proximal del yeyuno, lo que repercutirá en el proceso de digestión y absorción de nutrientes como el calcio, el hierro y la vitamina B12. Por orden, las deficiencias más frecuentemente encontradas son las de vitamina B12, hierro, calcio, vitamina D y folatos, presentándose también, pero en menor proporción, deficiencias de otras vitaminas como la tiamina, la riboflavina y la vitamina B6. Todos los pacientes, antes y después de la cirugía bariatrica, necesitan un seguimiento dietético y una suplementacion de vitaminas y minerales para prevenir las deficiencias. Sin embargo el seguimiento por parte del especialista es muy importante. -Deficiencia en vitamina B12: La deficiencia de vitamina B12 se debe probablemente al resultado de la existencia de un proceso de malabsorcion y maldigestion así como de la disminución en la ingesta de alimentos ricos en esta vitamina. La deficiencia en esta vitamina es más frecuente en los pacientes que ingieren de forma ocasional carne “roja” en comparación con aquellos que la ingieren regularmente. Además el proceso de digestión de esta vitamina se encuentra seriamente alterado, debido principalmente a dos factores: a) Una deficiente secreción acida por parte del estomago proximal y b) un rápido tránsito intestinal debido al Bypass. Una de las principales características de estas deficiencias es su rápida aparición (aparecen durante el primer año del posoperatorio en más del 50% de los casos). Habitualmente la mayoría de los pacientes son monitorizados y tratados con vitamina B12 una vez que se ha verificado que las concentraciones están disminuidas. Aunque se ha discutido mucho acerca de la relevancia clínica de las bajas concentraciones de vitamina B12 y folatos en el paciente operado, en ausencia de síntomas no parece prudente esperar a que aparezcan signos neurológicos irreversibles para comenzar con la administración de estas vitaminas cuya administración, por otro lado, al tratarse de vitaminas hidrosolubles, no implica riesgo alguno para el paciente. Con la administración profiláctica oral con 350 µg o más de vitamina B12 en forma cristalina se mantienen las concentraciones de esta por encima de los niveles de referencia. Sin embargo, cuando los pacientes post bypass deficientes en esta vitamina son incapaces de mantenerse con niveles dentro de la normalidad, es conveniente administrar profilácticamente vitamina B12 por vía intramuscular y posteriormente decidir si administrar altas dosis de vitamina B12 por vía oral o continuar con la pauta parenteral. A partir de entonces se recomienda controlar los niveles de hemoglobina y vitamina B12, al menos anualmente o bien ante sospecha clínica de deficiencia. • Deficiencia en calcio y vitamina D: Los pacientes intervenidos de By pass Gástrico (BG) y otros tipos de cirugía que implican malabsorcion presentan un riesgo considerable de padecer alteraciones óseas. Los pacientes intervenidos de BG presentan una disminución de los niveles periféricos de calcio y vitaminaD. Se observa disminución en la masa ósea en pacientes operados de BG. Las causas de la alteración ósea son múltiples: a) disminución de la ingesta de calcio y vitamina D, b) disminución de la absorción de calcio por exclusión del duodeno, c) malabsorcion de vitamina D por una defectuosa mezcla del bolo alimenticio con las secreciones biliares y pancreáticas, d) reducción del tejido adiposo y pérdida de peso. Para prevenir la pérdida de masa ósea se recomienda monitorizar periódicamente los niveles séricos de calcio, fosforo, vitamina D, PTH y fosfatasas alcalinas. Se recomienda también la toma de suplementos conteniendo 1.200 mg de calcio al día. El citrato de calcio con vitamina D es la preparación idónea para los pacientes con bypass gástrico o técnicas malabsortivas. La administración de calcio y vitamina D debe realizarse de manera profilactica y universal en estos casos, porque cuando las alteraciones óseas se hacen clínicamente evidentes (osteopenia, hiperparatiroidismo secundario) es mas difícil revertir esta situación. -Otras deficiencias vitamínicas: La restricción calórica de las técnicas restrictivas o mixtas conlleva generalmente una baja ingesta de riboflavina, tiamina, vitaminas B5, B6 y folatos, pudiendo desarrollar deficiencias clínicas y patologías asociadas a estas deficiencias. En muchas ocasiones la deficiencia en tiamina se ha observado sobre todo en aquellos pacientes que presentan vómitos frecuentes o tras el proceso de recuperación nutricional. Por ello, se recomienda suplementar la dieta con un preparado que contenga al menos 1,7 mg de riboflavina, 1,5 mg de tiamina y 2 mg de vitamina B6, para prevenir la deficiencia clínica en ausencia de vómitos recurrentes. Ante vómitos recurrentes se valorara la administración de tiamina por vía intramuscular, especialmente ante la sospecha clínica de deficiencia. La deficiencia en folatos es mucho más rara, siendo la prevalencia de esta mucho menor en el caso de la cirugía restrictiva. En general y debido a la escasa ingesta energética que se produce durante los primeros meses, se recomienda la toma de un complejo multivitaminico que aporte las cantidades diarias recomendadas mientras el paciente este perdiendo peso. Otras deficiencias que es conveniente controlar son las de magnesio, cinc y vitamina A. El tratamiento con vitamina A revierte los síntomas de la deficiencia. Se recomienda la administración de 25.000 UI/día de vitamina A, pero dado que esta vitamina liposoluble se acumula fácilmente en el hígado, es conveniente vigilar sus concentraciones plasmáticas para controlar su posible hepatoxicidad. El seguimiento tras la cirugía es necesario para reforzar las pautas de alimentación, controlar las comorbilidades, detectar y tratar las complicaciones metabólicas secundarias a la cirugía (principalmente deficiencia de vitaminas y minerales) así como de las incidencias quirúrgicas que puedan detectarse. No debemos olvidar la importancia que tiene la educación nutricional junto a la reeducación alimentaria y las modificaciones en el estilo de vida, son aspectos esenciales en el seguimiento de estos pacientes. Maria Victoria Molins Lic. en nutrición - MP 2505

09-07-14

09 de Julio Día de la Independencia Argentina

La Declaración de Independencia de la Argentina fue una decisión tomada por el Congreso de Tucumán que sesionó en la ciudad de San Miguel de Tucumán de las entonces Provincias Unidas del Río de la Plata. Con dicha declaración se hizo una formal ruptura de los vínculos de dependencia política con la monarquía española y se renunció a toda otra dominación extranjera.

08-07-14

El ejercicio reduce la grasa y no los músculos

El ejercicio estimula la pérdida de grasa desarrollando al mismo tiempo la masa muscular, lo que permite activar su tasa metabólica en reposo y ayuda a quemar más calorías.

06-07-14

06 de Julio Día de la Fundación de Córdoba

Córdoba fue fundada el 6 de julio de 1573 con el nombre de Córdoba de la Nueva Andalucía. La fundación se realizó en la margen izquierda del río Suquía, en un paraje llamado Quisquisacate, llamado así por los indios a la confluencia de dos ríos, en lo que hoy son las barrancas del barrio Yapeyú.

27-06-14

Colesterol, grasa

Compuesto graso producido de manera natural por el hígado, cuya función es participar en protección y desempeño de algunas hormonas y células; para llegar a sus membranas se desplaza por el torrente sanguíneo en forma de paquetes llamados lipoproteínas, proceso que es regulado por el propio organismo, de forma que los niveles de esta grasa no se incrementen en exceso. El consumo de alimentos que contienen colesterol, como carnes rojas, embutidos, ciertos mariscos, mantequilla y huevo, entre otros, puede propiciar hipercolesterolemia, es decir,concentración excesiva de grasa en sangre, lo cual puede tornarse en problema debido a que suele acumularse en las paredes internas de las arterias en forma de placas o ateromas, dando pie a lo que los especialistas llaman aterosclerosis. Este padecimiento se caracteriza por el impedimento de la óptima circulación sanguínea y, como consecuencia, habrá trastornos circulatorios y cardíacos; es importante mencionar que los problemas de irrigación sanguínea al corazón se acentúan si se sufre presión arterial alta (hipertensión), se fuma o se come sal en exceso. Tipos La Medicina reconoce tres variantes de colesterol: Total. Es el cúmulo absoluto en el organismo. De baja densidad (LDL). También llamado colesterol malo, ya que por su pequeñísimo tamaño se adhiere a las paredes arteriales ocasionando que se oxiden y formen trombos o coágulos que impiden el libre tránsito de la sangre. De alta densidad (HDL) o bueno. Su función principal es sintetizar (preparar de acuerdo a lo que el mismo organismo necesita) hormonas —entre ellas adrenalina—, además de que disminuye las concentraciones de LDL en las arterias, con lo que ayuda a proteger al corazón. Los triglicéridos son otro tipo de lípidos que merecen mención aparte, pues son los azúcares que el organismo no necesita y que convierte en grasas, por lo que resulta también muy importante mantenerlos en niveles bajos; su incremento puede deberse a exceso de peso, ingesta de gran cantidad de calorías (especialmente las que provienen de azúcar y alcohol), acción de algunos medicamentos (anticonceptivos y diuréticos), problemas en riñón e hígado, estrés, así como antecedentes familiares. Será de gran utilidad seguir los consejos que en seguida le brindamos: •Es muy recomendable el consumo de alimentos ricos en fibra, como hortalizas y/o cereales, ya que ayudan al metabolismo (proceso bioquímico para la asimilación de grasas en general) del colesterol. •Incorpore a su dieta periódicamente legumbres (garbanzos, lentejas o habas), verduras (acelgas, apio, brócoli, espárragos, espinacas, lechuga, pimiento, rábano, col, coliflor y zanahoria), cereales (arroz, avena, maíz, trigo y cebada) y fruta, ya sea fresca, seca o en conserva. •Pollo, pavo, conejo, codorniz y cabrito son carnes con poca grasa, pero evite comerla con piel. •Procure reducir la ingesta de vísceras (sesos, hígado, riñones, mollejas y pancita, entre otros) y mariscos. •El huevo es un alimento muy completo, pero su consumo debe limitarse a 3 o 4 a la semana, pues colesterol y triglicéridos se incrementarán. •Prefiera quesos panela, blanco o descremados y evite los que contienen grasa, como manchego o Chihuahua; igualmente, elija yogurts y leches bajos en grasa, incluso son aun más recomendables los productos enriquecidos con ácidos grasos omega tres que, entre otros beneficios, tienen la propiedad de reducir los niveles de lípidos en el organismo. •La ingestión diaria de una cucharadita de lecitina de soya contribuye a eliminar el LDL. •El aceite de oliva previene la disminución del HDL (recordemos que se trata del colesterol bueno) y reduce los efectos dañinos del LDL, gracias a su alto contenido en compuestos antioxidantes, particularmente tocoferoles y fenólicos. •A la hora de cocinar los alimentos es preferible cocerlos, a la parrilla o a la plancha, o hervidos, en vez de fritos. •Es muy importante moderar el consumo de dulces, pan, pastas o papa, pues en bajas cantidades no aumentan los niveles de colesterol, tal como sucede con azúcar, alcohol y café. Además de cuidar lo que se come resulta de gran ayuda hacer ejercicio, por lo menos caminar media hora al día, lo cual también le ayudará a adelgazar si tiene obesidad o sobrepeso. Fuente: www.saludymedicinas.com.mx/centros-de-salud/obesidad/temas-relacionados/colesterol.html

16-06-14

Tensión Arterial

Es frecuente la asociación hipertensión-obesidad? La frecuencia de aparición de hipertensión arterial entre las personas obesas es entre 2-3 veces mayor que entre las que se encuentren dentro de su peso ideal. A su vez, entre los hipertensos la frecuencia de obesos es mucho mayor. ¿Influye el peso en la tensión arterial? A medida que aumenta el peso se elevan las cifras de presión arterial y esto es mucho más evidente en los menores de 40 años y en las mujeres. El descenso de la tensión arterial conseguido al perder peso se pierde si este se recupera y es independiente de que se reduzca o no el consumo de sal. ¿Es importante la distribución de la grasa corporal? La distribución de la grasa corporal influye en el pronóstico de la enfermedad.Si se distribuye principalmente en el tronco y el abdomen, el riesgo de enfermedad cardiovascular será mayor que si se acumula principalmente en caderas, muslos y nalgas. ¿Por qué es importante que pierda peso el hipertenso obeso? La reducción de peso es uno de los factores más importantes del tratamiento de la hipertensión arterial, es más, en muchos pacientes constituye el único tratamiento, no siendo necesario añadir medicación. Una pérdida de 3-4 Kg, aunque no se alcance el peso ideal, repercute de forma importante en: •Control de la tensión arterial. •Mejora la respuesta del tratamiento farmacológico de la hipertensión. •Mejora la tolerancia a la glucosa. •Colabora a regular los niveles de colesterol y ácido úrico. •Facilita el trabajo cardíaco y la respiración. Fuente: Club del hipertenso

Páginas